Este trabajo que os presento ha sido un regalo de bodas para una pareja que se casó en otoño, pero en un día pleno de la luz y el color del Sur.

Unos buenos amigos de los novios querían regalarles algo especial, que recordaran siempre, y que fuera único.

Su idea era regalarles un reportaje dibujado, pero no con el formato desplegable habitual que realizo, sino en un formato más convencional.

Par empezar a trabajar, me enviaron fotos de algunos momento de la ceremonia, y dejaron en mis manos cómo seleccionarlos y cómo plantear la composición.

Las fotos, de Aurioles Fotografía estaban llenas de luz y del color de Sevilla (aunque la boda fue en Octubre) y ese espíritu cálido y luminoso quise que envolviera todo el trabajo.

No podía dejar de dibujar algunos rincones de la espectacular Hacienda La Andrada, donde se celebró la ceremonia.

Un trabajo luminoso y alegre, con el que espero que esta simpática pareja recuerde siempre uno de los momentos más especiales de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *